Posiblog

Positiv is Possible

Posiblog

Positiv is Possible

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
 

Primer Embajador de Positiv World

TODOS LOS DÍAS SALE EL SOL, Y SI NO YA ME ENCARGO YO DE SACARLO”. David Casinos.

 

Como reza el lema de nuestra red social, “somos positivos”. Creemos en la motivación, en superarnos cada día. El mundo se nos queda pequeño, no hay barreras. Si hay alguien que encarna estos valores, ése es el atleta paralímpico valenciano David Casinos, uno de nuestros embajadores. Y él también se identifica con POSITIV.

Hoy en día hay infinidad de redes sociales, que son una catapulta para conseguir muchas cosas, pero ninguna tan solidaria como POSITIV”, señala David, ganador de cuatro medallas de oro en los Juegos Paralímpicos –tres en lanzamiento de peso y una en disco–. “Necesitamos que la gente se involucre en los proyectos sociales. Muchas personas no tienen medios o adónde acudir, y creo que POSITIV les puede ayudar en muchas cosas”, afirma el atleta, quien dice sentirse “muy identificado” con nuestra red social.

Encaja muy bien con mi filosofía de vida, pero queremos ser muchos. Estoy seguro de que entre todos podemos sacar adelante este proyecto y, lo que es más importante, ayudar a quienes más lo necesitan”, dice David Casinos, cuyo caso es todo un ejemplo de superación.

David perdió totalmente la visión cuando tenía 26 años a causa de una retinopatía provocada por la diabetes, enfermedad que le fue detectada cuando era sólo un bebé. “Llevo pinchándome 40 años”, relata el atleta paralímpico, “y entonces las insulinas no eran las que son actualmente”. La vida ha golpeado duramente a nuestro protagonista, pero él ha sabido reponerse. Y lo ha hecho siempre con una sonrisa.

Sólo pasó un mes desde que le detectaran la retinopatía hasta que se quedó ciego. David había perdido su trabajo en la multinacional automovilística para la que trabajaba y, peor aún, se sintió culpable de su enfermedad. “Mis padres lucharon lo indecible para que pudiera seguir viendo. Se gastaron una fortuna en un montón de operaciones que al final no sirvieron para nada. Dinero que, por supuesto, pagaron de su propio bolsillo. Yo sentía que les estaba arruinando”, afirma a POSITIV.

Es el crudo testimonio de un David Casinos que, pese a todas las adversidades, supo rehacer su vida. Y no sólo eso, sino que acabó convirtiéndose en todo un campeón. Coraje y tesón, mucho tesón. Echarle un par de narices a la vida. Como él mismo dice, “si no tienes un camino, háztelo” o “todos los días sale el sol, y si no ya me encargo yo de sacarlo”.

Son frases que resumen a la perfección la filosofía de vida de David Casinos, un hombre al que nadie ha regalado absolutamente nada. Una persona dedicada en cuerpo y alma al atletismo, deporte al que lleva dedicándose desde hace casi dos décadas.

David entrena más de cuatro horas todos los días en el Complejo Deportivo de la Petxina. Siempre junto a Farala, su perra. Ella es su inseparable compañera de viaje; la pequeña Cayetana, su hija de dos años, su motor.

IMG 7663

Además de las numerosas medallas conseguidas en Juegos Paralímpicos y campeonatos de Europa y del mundo, así como los distintos reconocimientos nacionales e internacionales, David hizo historia el pasado 28 de noviembre en Valencia al convertirse en el primer invidente que participó en la Spartan Race, considerada la mejor carrera de obstáculos del mundo.

Muchos piensan que por ser ciego mi vida está llena de problemas. Sí, es verdad, pero mis problemas son como los de los demás. Lo único que hace falta es creérselo, y yo me lo creo todos los días”. Otra demoledora frase de David Casinos, gran deportista y mejor persona. “Antes la ceguera se reía de mí, ahora nos reímos juntos”, dice nuestro protagonista. Un hombre siempre positivo que, con su optimismo y perseverancia, pese a todos los golpes encajados, debe servirnos a todos de ejemplo. 

También te podría interesar:

Medios

Más en esta categoría: « Feliz vuelta al trabajo

logo